“La música santandereana es nuestra denominación de origen”

23/07/2018 - Redacción El Santandereano

Entrevista con Edison Muñoz Camacho, sangileño ganador del premio a Mejor Tiplista Pacho Benavides en el Festival de Música Andina Mono Núñez 2018, considerado el evento más importante del país en su género.


Edison Muñoz Camacho fue afortunado de crecer con muchos estímulos musicales que lo hicieron sensible al arte en general. Siempre que había un espectáculo, él estaba en primera fila de la mano de sus padres y en su casa siempre tenían una excusa para estar escuchando música. 


Su padre, aunque no es músico, siempre tuvo instrumentos en su casa y a pesar de que nunca tocó en público, sí ofrecía pequeños conciertos hogareños de merengue, rumba y bambuco para su hijo.


Todo eso, sumado a la vena artística que su familia dice que le heredó a un familiar cercano de su abuela paterna llamado Carmelo Galvis, quien fue un músico célebre en el Valle de San José, llevó a que este estudiante de Música de 19 años eligiera el tiple como su compañero de vida. 


Y no se equivocó de elección, pues fue este instrumento el que lo hizo merecedor del premio a Mejor Tiplista Pacho Benavides en la versión número 44 del Festival de Música Andina Mono Núñez, que se llevó a cabo del 31 de mayo al 3 de junio en Ginebra, Valle del Cauca. 


Edison, quien logró conquistar a los jurados interpretando el tiple líder con el trío Mestizaje de la Universidad Autónoma de Bucaramanga, Unab, conversó con El Santandereano sobre su trayectoria y sobre lo que significa para él la música santandereana y colombiana. 



El Santandereano: ¿Recuerda la primera vez que tocó el tiple? 


Edison Muñoz: En mi casa había un viejo tiple que tenía pintado en la tapa delantera un loro, un escudo de Colombia y una chica acostada. Tenía las clavijas de palo y luego mi papá le adaptó clavijas mecánicas. Es el primer tiple que vi en mi vida y en el que mi papá me enseñó re y sol.


ES: ¿A qué edad empieza a tocar y qué lo inspiró a seguir aprendiendo?


EM: A los ocho años después de ver un anuncio en la televisión local, mi papá me pintó la idea de entrar a los cursos de música que hacían en la Casa de la Cultura. Empecé a tocar el trombón en la banda escuela municipal, en la Casa de la Cultura de San Gil, dirigida entonces por el maestro Leandro Ruiz. Duré así varios años hasta que se abrió allá mismo la escuela de cuerdas que desde su comienzo dirige el maestro Diego Otero.


La música cada vez se apropiaba más de mí, pero las pasiones son más fuertes si se dirigen hacia las raíces propias. Uno siempre está buscando un sentimiento de hogar y en el tiple lo encontré. Le dije a Diego que me enseñara y él es uno de esos maestros que ponen empeño cuando se ve el interés en el alumno. Llegó a prestarme su propio tiple para que yo ensayara.


ES: ¿Qué otro instrumento toca?


EM: Al tiple le agradezco conocer la música a fondo, así que poco a poco pude entender el funcionamiento de varios instrumentos. Me gusta mucho tocar la guitarra, el cuatro, el requinto y una de mis pasiones es el bajo. Hace poco compré uno y me gusta estudiarlo y toco en algunos grupos con él. En la universidad he aprendido bases de piano y teclados y también me está gustando mucho.


ES: Era la primera vez que se presentaba al Mono Núñez. ¿Cómo fue la experiencia?  


EM: Mi maestro de la Unab, universidad en la que estudio, y un compañero guitarrista nos juntamos a tocar música colombiana y poco a poco fue surgiendo la idea de hacer un trío al que llamamos El Trío Mestizajes. Nos habíamos presentado en festivales locales y este año decidimos expandir un poco más los horizontes. 


Ese festival superó mis expectativas, llegué maravillado de ver cuánta gente vive con tanta pasión nuestras tradiciones, cómo se vive tanto alrededor de nuestra música y cómo es un perfecto insumo para las mentes de los músicos jóvenes, como yo. Y qué público tan sabroso. Los dedos llegaron adoloridos y el espíritu nutrido.



ES: ¿En qué otros concursos ha participado? ¿Había ganado uno antes?


EM: He participado en el Concurso Nacional del Tiple en Charalá, en el Festival Nacional del Pasillo de Aguadas, en el Festival de Semana Santa en San Gil, el festival Cacique Tundama en Duitama. En el festival Zue de Oro ocupé un segundo puesto, en el Concurso Nacional del Bambuco, en Pereira estuve nominado a mejor tiplista y ganamos como mejor acompañamiento. En el Festival Nacional de la Guabina y el Tiple en Vélez gané como solista y como acompañante. 


"Uno siempre está buscando un sentimiento de hogar y en el tiple lo encontré".


ES: ¿Qué significa para usted la música santandereana y colombiana?


EM: La música de mi tierra y en general todas las expresiones artísticas que aquí nacen, son la mejor materia prima para buscar un sello propio. Si uno no es consciente de sus orígenes, no sabe a dónde quiere dirigirse. Eso es para mí la música de mi tierra, como los vinos que tienen denominación de origen.


ES: ¿A qué músico admira?


EM: Me sentiría insatisfecho si hablara sólo de un músico. En mi podio mental están Luis A. Calvo, Adolfo Mejía, José A. Morales, Gentil Montaña, Alfredo Gutiérrez, Atahualpa Yupanqui, Pedro Aznar, el guitarrista francés Sylvain Luc, el pianista Keith Jarrett, Robert Glasper, Juan Pablo Cediel, entre muchos muchos otros.


ES: ¿Cómo ve el panorama de esa música en el país? Es decir, en cuanto a promoción, difusión, patrocinio, etc. 


EM: Cada vez hay más escuelas de instrumentos tradicionales y más personas preparadas y dispuestas a enseñar a las nuevas generaciones. Siento que desde la pedagogía esta música está más viva que nunca. Contrastando con esto, hace falta mucho en difusión y creo que esto no solamente depende del cubrimiento mediático.


Pienso que las propuestas musicales necesitan una mejor orientación para que tengan una continuidad y vayan más allá de prepararse sólo para los concursos nacionales, que suelen ser limitantes en el estilo y la creatividad que podrían alcanzar los intérpretes. Así podríamos encauzar mejor dentro del gran espectro mediático esta música y su cultura circundante.


ES: Muchas ferias de ciudades y pueblos se han convertido más en rumba, trago  y demás y la parte folclórica y cultural ha pasado a segundo plano. ¿Por qué cree que sucede eso? 


EM: La corrupción estatal se retroalimenta con  la ignorancia de la gente. Un pueblo en el que las mayorías han sido históricamente aisladas del conocimiento, como el nuestro, tiene una necesidad rotunda de un sistema educativo eficiente. Si logramos un sistema educativo de verdad, lejano a la burocracia y a el relleno, podremos salir de la decadencia cultural en la que estamos sumidos. Mientras tanto, cada uno de nosotros debe aportar su granito de arena para aumentar la cultura de las personas que lo rodeen. Hábitos, cultura ciudadana, valores, altruismo, comprensión del otro y de la naturaleza. Cuando se fortalezca eso, se fortalecerán los procesos culturales, que albergan mucho más trasfondo que un desfile de carrozas bonito.



ES: ¿Cómo hacer que los niños y  jóvenes se acerquen más al folclore de su tierra y se encarguen de preservar la música tradicional, en medio de tanta música comercial?


EM: Entre más personas hayan interesándose por su tierra y por sus expresiones autóctonas, los jóvenes verán más modelos a seguir. Es irresponsable pensar que el amor por esto depende exclusivamente de los entes gubernamentales.


ES: ¿Qué viene para Edison, en cuanto a su carrera como músico? ¿Hay algunos planes o proyectos?


EM: Estoy trabajando en un par de  proyectos discográficos, sobre músicas muy diferentes. Sigo estudiando en la universidad e investigando nuevas posibilidades para el instrumento afuera. He estado componiendo la música para algunos proyectos audiovisuales. En el futuro inmediato seguiré viajando por el país participando en festivales y ya estoy mirando posibilidades de llevar mi música a otros países. Estoy trabajando en mi primer álbum propio para poder compartir mi propuesta y seguir dando a conocer y agradeciendo el amor por mi tierra y por mi gente que es un gran motor para todo esto.

VEA TAMBIÉN

Imágenes de la grave emergencia registrada en San Gil

VEA TAMBIÉN

Habilitan paso en la vía entre San Gil y Charalá

X

Aviso Legal y Políticas de Privacidad



Periódico El Santandereano es un medio de comunicación que le ofrece a sus lectores contenidos con alta calidad periodística creados bajo el rigor ético que exige esta actividad. Quienes ingresen a nuestro sitio lo harán bajo los términos y condiciones que serán descritos a continuación.

1. Usuario

Al acceder a nuestro portal entendemos que está de acuerdo con los términos y condiciones generales aquí reflejados, que aceptan las obligaciones que estos le exigen y admiten las políticas de protección de datos y demás aspectos descritos en este documento.

2. Uso del sitio web

Nosotros le proporcionamos acceso a contenidos de su interés que son creación y propiedad de Periódico El Santandereano y, eventualmente, de los colaboradores que nos ofrecen su material periodístico. Para la difusión de los contenidos y con fines de fortalecer nuestra estrategia digital, podremos recolectar la información que describimos a continuación:

* Cookies: cuando navega nuestro sitio web, recolectamos cierta información como, por ejemplo, cuánto tiempo permanece en nuestro sitio web y desde qué dispositivos. Esta información la recopilamos usando la tecnología Cookies. Las cookies pueden ser bloqueadas desde su navegador en el momento que lo crea conveniente.
* Datos de navegación e historial: recolectamos información específica sobre sus acciones dentro de nuestro sitio web, entre ellas qué secciones visita y a cuáles botones les da click. Ello nos ayuda, al igual que las cookies, a optimizar los contenidos y adaptarlos a sus intereses.

3. Protección de datos

Cuando una persona se suscribe a nuestros boletines o cuando nos contacta por medio de los formularios de nuestro sitio web, le solicitamos algunos datos personales necesarios para brindarle una atención más personalizada. Al suministrarlos, está de acuerdo con los términos de protección de datos descritos a continuación.
Los datos y la información que nos suministren serán usados exclusivamente por nosotros para fines internos de comunicación y mercadeo, ningún tercero va a tener acceso a dicha información sin que nos sea autorizado. En cualquier momento podrá retirar la suscripción a nuestros boletines de correo electrónico, basta que nos envíe un correo expresando su decisión.

4. Propiedad intelectual

Somos titulares de todos los derechos de propiedad del sitio web www.elsantandereano.com y los elementos contenidos en el mismo: textos, imágenes, audios, vídeos, marcas o logotipos. Las imágenes o contenidos que sean utilizados de terceros tendrán el crédito respectivo.

5. Exclusión de garantías y responsabilidades

Hemos adoptado las medidas tecnológicas necesarias para evitar la violación a la seguridad de los datos almacenados y recopilados a través de nuestro sitio web; sin embargo, ningún sistema está exento de sufrir ataques a la seguridad de los datos y demás contenidos, razón por la cual no podemos hacernos responsables de virus o violaciones a la seguridad que pongan en peligro dicha información.

6. Enlaces

En caso de que enlaces o hipervínculos que direccionen a otros sitios de internet sean posteados en nuestro sitio web, no podremos ejercer ningún tipo de control sobre dichos sitios y contenidos ajenos, por lo que no asumimos ninguna responsabilidad ni garantizamos la disponibilidad técnica, calidad, fiabilidad, exactitud, amplitud, veracidad ni validez de cualquier material o información contenida en ninguno de dichos hipervínculos u otros sitios.

7. Generalidades de los términos y condiciones

* Ningún contenido de www.elsantandereano.com puede ser utilizado total o parcialmente sin previa autorización.
* Nos reservamos el derecho de eliminar cualquier comentario ofensivo o fuera de tono publicado en la sección de comentarios de nuestro sitio web.
* Los datos personales que usted nos suministre serán únicamente para uso de Periódico El Santandereano.
* Al suscribirse a nuestros boletines, usted autoriza la recopilación, procesamiento y utilización de toda la información que nos suministró.
* En cualquier momento podremos modificar las condiciones aquí expuestas, por lo que le recomendamos revisar continuamente esta página para asegurarse que está de acuerdo con dichos cambios.