David Zapata, el pintor de la gloria de Dios

04/07/2018 - Mónica Blanco Alarcón

El bogotano de nacimiento pero sangileño de corazón que glorifica a Dios a través de la pintura con aerosoles.



Dieciséis años, un metro ochenta, piel blanca, cabello largo, lentes y ropa holgada. Ese es David Zapata, un joven bogotano que ha convertido los andenes empedrados del parque principal de San Gil en su escenario de exposición artística durante los fines de semana, y a turistas y propios, en sus más fieles admiradores. 


Su forma jocosa, eufórica y algo peculiar de ver la vida lo trajo a tierras santandereanas de las que se enamoró. 


Siendo el menor de tres hermanos de una familia de la capital del país, David, a sus 13 años, salió de su casa sin rumbo fijo pero sin temor a nada. Ese fue el primer paso que dio para convertir su talento con la pintura en su oportunidad de salir adelante y no dejarlo como 'hobby'. Esa decisión lo ha llevado por diferentes lugares del país mostrando de lo que está hecho, siempre de la mano de Dios.


Un artista en potencia


David vivió por un tiempo con una joven que conoció, se dedicaron a vender cosméticos, papelería, juguetería y sus propias manualidades en un local ubicado en el barrio Fontibón de Bogotá, pues "para la gloria de Dios siempre he sido bueno con las ventas". 


De las chucherías pasó a los tatuajes temporales, mientras las ganas de mostrar su talento como pintor se asomaban. Para él la pintura era un tema difícil de realizar, no por falta de talento, sino "porque mi principal miedo era hablar en público". 


Sin embargo, de esta timidez ya no queda nada. Logró vencer su miedo recordando los viejos trucos de su artista favorito y principal inspiración, su padre Mario Fernando Zapata, quien le enseñó que frases rompe hielo como "hola Romeo y Julieta" o "¿está de mal genio hoy?", nunca fallan. 



Llegó por primera vez a San Gil en 2016, participando de la feria artesanal que por esa época se realizaba en el sector del Malecón. Allí debutó como pintor y expuso sus manualidades convertidas en accesorios de todo tipo. Recorrió con sus artesanías municipios templados de Cundinamarca y Boyacá, y otros mucho más cálidos como Valledupar. 


Pero 'el buen hijo vuelve a casa'; en este caso, el buen hijo adoptivo. Tras probar suerte en diferentes sitios, David regresó hace un año a San Gil y esta vez para quedarse, pues reconoce que "los sangileños apoyan y disfrutan el arte".


 Este es tal vez el aliciente y motivación para continuar regalando su show de aerosoles.


Su primera obra maestra resultó de las pinceladas que, como un novato en el asunto, daba intentando imitar uno de los paisajes de su padre. "Me fue mal con esos primeros trazos de pinceladas, así que dejé a mitad eso y empecé con otro", recuerda David con una risa burlesca. 


De eso hace ya tres años.


Su obra


Su especialidad es la aerografía y el paisajismo, un arte relacionado con la pintura de paisajes, ríos y bosques, a través de aerosoles como herramienta principal para su creación. Se le ve enérgico mientras rocía aerosol en su lienzo de papel fotográfico y actúa con rapidez para lograr el acabado ideal en los trazos. 


El complemento de sus obras es la música, le gusta dejarse llevar por el sonido, tararea las canciones y en menos de diez minutos contabilizados tiene listo un cuadro para enmarcar.



Además de la música,  los aerosoles al aire y el fuego, que usa como herramienta para secar la tinta, hacen parte de su espectáculo. Para los detalles de sus cuadros se ayuda de pinceles, una espátula punta diamante, espumas, un trapo y una tintilla que le da acabados sepia a sus paisajes. 


No todo ha sido color rosa para este pintor de tan solo 16 años. Tuvo inconvenientes con la oficina de Espacio Público de San Gil, razón por la que en varias oportunidades dejó de trabajar. Sin embargo, logró obtener el respaldo del presidente de los vendedores ambulantes del sector y trabajó arduamente para llegar a un acuerdo con la Casa de la Cultura, lugar que se convirtió en su primer centro de exposición.



Por ahora no le importa mucho el dinero, no le importa si un día tiene hambre o no, pues confía en ese ser supremo que en cada frase menciona y del que está eternamente agradecido. Se ve a futuro siendo un maestro y ayudando a los habitantes de la calle con un hogar donde puedan refugiarse, alimentarse y por supuesto, "predicarles la palabra de Dios". 


"Todo lo que soy es por Dios", asegura este artista y así lo repite cada vez que habla de su arte, de lo que tiene y de lo que es, por eso su firma va dedicada a él. 


David firma sus obras tal y como su papá, con un GADII, que significa Gloria a Dios, como símbolo de agradecimiento a este ser supremo. El dos en número romano lo agrega para diferenciar su firma de la de su padre. 


Sentado en una de sus esquinas de trabajo del parque de San Gil, mientras se prepara para terminar su jornada, afirma que los jóvenes deben tener claro algo que él por fin entendió: "mucha gente pierde miles de oportunidades por pereza o por pena, pero si buscan una motivación seguro van a desaparecer los límites".

VEA TAMBIÉN

Sembrarán 500 árboles en el parque principal de San Gil

VEA TAMBIÉN

6 capturados durante el fin de semana en San Gil y alrededores

X

Aviso Legal y Políticas de Privacidad



Periódico El Santandereano es un medio de comunicación que le ofrece a sus lectores contenidos con alta calidad periodística creados bajo el rigor ético que exige esta actividad. Quienes ingresen a nuestro sitio lo harán bajo los términos y condiciones que serán descritos a continuación.

1. Usuario

Al acceder a nuestro portal entendemos que está de acuerdo con los términos y condiciones generales aquí reflejados, que aceptan las obligaciones que estos le exigen y admiten las políticas de protección de datos y demás aspectos descritos en este documento.

2. Uso del sitio web

Nosotros le proporcionamos acceso a contenidos de su interés que son creación y propiedad de Periódico El Santandereano y, eventualmente, de los colaboradores que nos ofrecen su material periodístico. Para la difusión de los contenidos y con fines de fortalecer nuestra estrategia digital, podremos recolectar la información que describimos a continuación:

* Cookies: cuando navega nuestro sitio web, recolectamos cierta información como, por ejemplo, cuánto tiempo permanece en nuestro sitio web y desde qué dispositivos. Esta información la recopilamos usando la tecnología Cookies. Las cookies pueden ser bloqueadas desde su navegador en el momento que lo crea conveniente.
* Datos de navegación e historial: recolectamos información específica sobre sus acciones dentro de nuestro sitio web, entre ellas qué secciones visita y a cuáles botones les da click. Ello nos ayuda, al igual que las cookies, a optimizar los contenidos y adaptarlos a sus intereses.

3. Protección de datos

Cuando una persona se suscribe a nuestros boletines o cuando nos contacta por medio de los formularios de nuestro sitio web, le solicitamos algunos datos personales necesarios para brindarle una atención más personalizada. Al suministrarlos, está de acuerdo con los términos de protección de datos descritos a continuación.
Los datos y la información que nos suministren serán usados exclusivamente por nosotros para fines internos de comunicación y mercadeo, ningún tercero va a tener acceso a dicha información sin que nos sea autorizado. En cualquier momento podrá retirar la suscripción a nuestros boletines de correo electrónico, basta que nos envíe un correo expresando su decisión.

4. Propiedad intelectual

Somos titulares de todos los derechos de propiedad del sitio web www.elsantandereano.com y los elementos contenidos en el mismo: textos, imágenes, audios, vídeos, marcas o logotipos. Las imágenes o contenidos que sean utilizados de terceros tendrán el crédito respectivo.

5. Exclusión de garantías y responsabilidades

Hemos adoptado las medidas tecnológicas necesarias para evitar la violación a la seguridad de los datos almacenados y recopilados a través de nuestro sitio web; sin embargo, ningún sistema está exento de sufrir ataques a la seguridad de los datos y demás contenidos, razón por la cual no podemos hacernos responsables de virus o violaciones a la seguridad que pongan en peligro dicha información.

6. Enlaces

En caso de que enlaces o hipervínculos que direccionen a otros sitios de internet sean posteados en nuestro sitio web, no podremos ejercer ningún tipo de control sobre dichos sitios y contenidos ajenos, por lo que no asumimos ninguna responsabilidad ni garantizamos la disponibilidad técnica, calidad, fiabilidad, exactitud, amplitud, veracidad ni validez de cualquier material o información contenida en ninguno de dichos hipervínculos u otros sitios.

7. Generalidades de los términos y condiciones

* Ningún contenido de www.elsantandereano.com puede ser utilizado total o parcialmente sin previa autorización.
* Nos reservamos el derecho de eliminar cualquier comentario ofensivo o fuera de tono publicado en la sección de comentarios de nuestro sitio web.
* Los datos personales que usted nos suministre serán únicamente para uso de Periódico El Santandereano.
* Al suscribirse a nuestros boletines, usted autoriza la recopilación, procesamiento y utilización de toda la información que nos suministró.
* En cualquier momento podremos modificar las condiciones aquí expuestas, por lo que le recomendamos revisar continuamente esta página para asegurarse que está de acuerdo con dichos cambios.